Las ciudades quieren mejorar la seguridad vial

Las ciudades quieren mejorar la seguridad vial

La hora de las ciudades

Los expertos intercambian experiencias encaminadas a evitar que cada día fallezca una persona en alguna ciudad española
El alcalde de Lugo y presidente de la Comisión de Seguridad y Convivencia de la FEMP, José López Orozco, se preguntó al iniciar la I Jornada sobre Buenas Prácticas en laLos expertos intercambian experiencias encaminadas a evitar que cada día fallezca una persona en alguna ciudad española

Seguridad Vial Municipal, organizada por Fesvial (Fundación Espñola para la Seguridad Vial) “¿qué podemos hacer?” para mejorar los datos de siniestralidad en la ciudad. Planteó la formación al usuario y a la propia policía local; mejorar la señaliación horizontal y vertical, actuar sobre los obstáculos como los contenedores que impiden la visibilidad de la señalización, mejorar los test piscotécnicos y fomentar la colaboración de las instituciones, porque el camino, señaló, “es la cooperación con la DGT”.

El 24% de los fallecidos en accidente de circulación en 2012 tuvo lugar en los cascos urbanos de nuestras ciudades, donde se producen el 54% de todos los accidentes con víctimas, según señaló la directora general de Tráfico, María Seguí. Pero lo más grave, subrayó, es que mientras que en las vías interurbanas las muertes se han reducido en los últimos años entre un 10 y un 13%, en las calles de las ciudades la siniestralidad se ha estancado, e incluso ha aumentado un 1%.

La responsable de la DGT señaló que es necesario poner en marcha medidas que pongan fin a esta “sangría”, y añadió otros costes negativos como los atascos y la polución: seis ciudades españolas se encuentran entre las 20 peores en Europa y puso de relieve que solo en multas por sobrepasar la contaminación se tuvo que pagar el equivalente al presupuesto anual de su departamento: 850 millones de euros.

Colaboración con los ayuntamientos

Por ello, la DGT considera que la mejora de la seguridad vial en los municipios debe ser una tarea prioritaria en 2014, ya convocó a principios de año a los alcaldes de las 63 ciudades más pobladas para estudiar posibles acciones. Desde la DGT, explicó la directora, “podemos hacer muchas cosas, pero no todas, y cualquier acción que propongamos tiene que contar con los actores correrspondientes en cada ayuntamiento”; y anunció en los próximos meses la modificación del Reglamento de Circulación para mejorar la convivencia vial en las calles, así como reuniones de los jefes provinciales de Tráfico con los ténicos municipales y policía local para poner en marcha medidas de bajo coste.

En este sentido, la subdirectora general de Intervención y Políticas Viales de la DGT, Mónica Colás señaló que se han puesto en marcha protocolos de actuación dirigidos a los jefes provinciales de Tráfico, así como otras medidas, que comprende un plan tipo de Seguridad Vial Urbana, Comisiones provinciales de Seguridad Vial y reuniones bilaterales con los alcaldes. Según la subdirectora, “el reto inmediato es que para el próximo mes de junio estemos trabajando con 125 municipios que aglutinan al 50% de la población”.

 

Buenos ejemplos
Durante la jornada, se pusieron de relieve algunas buenas prácticas, como la de la Policía Local de Ávila por la creación del Obnservatorio Municipal de Seguridad Vial y la aplicación del programa “Caminos Escolares Seguros”; el programa “La seguridad vial en los centros escolares” desarrollado por la Policía local de Albacete; y la creación de la Oficina Municipal de Atención a las Víctimas de Tráfico del ayuntamiento madrileño de Fuenlabrada. Además, al final del acto se entregaron las distinciones honoríficas que cada año concede Fesvial para premiar la labor de policías locales en materia de seguridad vial.

También IberoaméricaEn las ponencias participaron expertos en seguridad vial de países iberoamericanos para explicar algunos de los logros conseguidos. En el caso de México, se está desarrollando una experiencia en Guadalajara (Jalisco) con multas de 700 dólares por conducir con alcohol, más un arresto de 36 horas, que está dando buenos resultados; incluso en Textla, movilizaron a la conocida “Policía Feminal”, madres de familia de probada eficacia. En Bogotá pusieron en marcha la denominada Ley Zanahoria para la prohibició de la venta de alcohol, o las “motovías”, con lo que disminuyeron los accidentes de motocicletas, pero tuvieron que echar marcha atrás p’orque originaban graves problemas a los usuarios de las bicis con los que compartían el carril. En Perú han puesto el acento en el medio ambiente y en la reducción de los tiempos orígen-destino y han puesto en marcha el Programa San Borja (Lima) para el préstamo gratuito de bicis.

 

Publicado en dgt.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn